La piedra caliza reacciona con ácido clorhídrico diluido